26 nov. 2008

Puerto de Piedrafita

RUTA: LLANANZANES – PUERTO PIEDRAFITA.
(Subida por la braña Llananzanes y bajada por Campanal).
Aproximación: A 7 Kms. de Cabañaquinta, subiendo hacia el puerto San Isidro, se encuentra el pueblo de Collanzo. En el centro de este lugar, hacia la derecha, tomamos la carretera a Casomera (Añadir imagena 6 Kms).
Al salir de Casomera, encontramos una bifurcación. Por la derecha llegamos a La Paraya. Nos metemos por el puente hacia este lugar y luego, a la izquierda, tomamos la pista que sube a Llananzanes.
Casomera - La Paraya 1 Km. La Paraya - Llananzanes 1 Km.
Localización: Municipio de Aller. El puerto de Piedrafita también pertenece a León.

Desnivel: 893 m. Llananzanes (790 m) – Puerto Piedrafita (1683 m).
Tiempo: 5h 10’. Llananzanes 1h 35’ Braña Llananzanes 40’ Collada Rocín 40’ Puerto Piedrahita (Total subida 2h 55’). Puerto Piedrafita 50’ Campanal de arriba 1h 25’ Llananzanes (Total bajada 2h 15’).
Descripción: Salimos caminando del remoto pueblo de Llananzanes siguiendo la misma trayectoria que trae la pista de llegada en coche. El camino deja dos desvíos que salen hacia atrás por la izquierda y llega posteriormente a una bifurcación, seguimos por la izquierda. A partir de este lugar, la pista, por su estructura no deja lugar a dudas en las posibles ramificaciones que encontremos hasta que, en un pequeño rellano y tras media hora de andar, alcanzamos la bifurcación clave de la ruta, en Corraldoso. Por la izquierda subiremos; por la derecha, bajaremos.
La ascensión entre bosque de haya, atraviesa torrentes y sube por las caserías de El Rasteyu y Fellauríu. La senda da paso a pradería y campo abierto: la subida es continua. La llegada a la braña Llananzanes se nota bien por su singularidad, cabañas y cierres de piedra, pero nosotros tendremos que seguir ascendiendo, siempre por la derecha, para que dejada atrás la última cabaña que tiene el tejado arreglado, encontremos la entrada al bosque.
Existen dos entradas al bosque bastante cercanas. Tenemos que coger la más alta, ésta nos llevará en travesía ascendente hasta el collado Rocín donde salimos a la pista que desde Campanal sube al puerto. Siguiendo esta ancha pista hacia arriba, pasamos las caserías de San Pedro y en un par de zigzag nos acercamos al puerto de Piedrafita donde llega otra pista desde la provincia de León. Allí hay un monolito con forma de proyectil.

El descenso lo haremos sin apartarnos de la pista. En el collado Rocín bajamos de frente y atravesamos un hermoso bosque. Llegamos así a Campanal de arriba donde hay fuente y una peculiar cabaña entre rocas. El resto de la bajada no tiene pérdida posible si bien el ancho de la pista se reduce considerablemente en algunos tramos, la bajada por Campanal de abajo nos lleva de nuevo a Corraldosu, lugar que ya nos resulta conocido de la subida.
Nota: Si quisiésemos hacer la subida al puerto Piedrafita por la ruta más fácil sería utilizar el camino que hemos usado para bajar. Sólo hay dos bifurcaciones que nos harán dudar: la primera a poco de salir de Llananzanes, hacia la izquierda; la segunda, en Corraldosu, vamos por la derecha. El resto de ramales siempre son de menor entidad que la ruta principal.
OPCIÓN: PIEDRAFITA (1683 m) – PEÑA LA LAGUNA (1963 m).

Desnivel: 280 m. Tiempo: 1h 10’.

En el puerto, al otro lado del monolito, remontamos la ladera hacia el este. Pronto vemos la elevación inicial llamada La Loma (1879 m), a la que la senda evita por la parte leonesa. A partir del collado trasero y para evitar el tobogán de las siguientes elevaciones del cordal, vamos por la parte asturiana. Y llegamos así hasta los pies de la caliza, ya se ve su vértice geodésico. Último remonte y accedemos la cumbre con cuidado de no tirar piedras. La Laguna y el vecino Morgao destacan por su color en un paisaje suave y fúnebre. Entre Asturias y León, en el corazón de Aller. Un bonito lugar para distraerse un rato.

Fotos: Bajada a Campanal / Monolito en Piedrafita / Braña Llananzanes / Peña La Laguna.

2 nov. 2008

Picu Horru (Sierra Manteca)

RUTA: Balbona - Picu Horru.
APROXIMACIÓN: Dejamos la carretera AS-15 para tomar la AS-227 que va hacia el Belmonte y Somiedo. 2 kms. antes de llegar Belmonte, en un lugar llamado La Herrería, tomamos a la derecha una carretera AS-310 que pasa el collado El Muro y lleva al pueblo de Las Estacas (350 m). Herrería - Las Estacas 7 Kms. Desde el pueblo de Las Estacas continuamos hasta la antigua braña vaqueira de Balbona. En el centro hay una plaza donde dejamos el vehículo y comenzamos la excursión.
SITUACIÓN: Belmonte de Miranda
DESNIVEL: 773 m. Balbona 750 / Picu Horru 1523.
TIEMPOS: Balbona 2h 40’ Picu Horru 2h Balbona. Total 4h 40’.
DESCRIPCIÓN:
VALBONA 750 m.
En el centro del pueblo, la pista de hormigón tuerce a la izquierda y sigue de frente hasta un pequeño núcleo de casas separado de las anteriores junto a las que hay que tomar un camino que sale a la derecha con fuerte pendiente. Luego aparecen varios zigzag que ayudan a superar el desnivel inicial.
La pista pasa por encima de las cabañas de Tejera y llega hasta la singular y característica cuadra de Los Arengos, tras la cual se sitúa una nave de ganado. Nosotros, siempre por la parte alta, ascendemos hasta el collado siguiente y continuamos por la pista que supera el siguiente espolón que baja desde la sierra.
(NOTA. Si continuamos por la pista, vamos por las caserías de Veigas).
La continuación de la ruta supone faldear longitudinalmente toda la sierra por su parte oriental buscando la manera de hacerlo lo más cómodo posible. Aparece en nuestra vista la caseta del picu Horru o Manteca.
Intuitivamente continuamos entre cotoyas y brezos, es una subida fácil, pero incómoda. Asomamos al collado El Murazo y el canchal da paso a la cumbre de Peña manteca. Caseta, Vértice, buzón y gran jito.
PEÑA MANTECA 1523 m 7,1 Kms de ruta.
Fotos: Sierra de Begega y minas de Bionás (de Marco) / Cumbre del Horru.
MINAS DE ORO (extraído de Internet). El yacimiento de oro que explota la compañía Río Narcea Gold Mines se encuentra en la vertiente Oeste de la sierra de Begega y se puede acceder a él desde Selviella y desde Alvariza, en una ruta circular que atraviesa los pueblos vaqueiros del concejo de Belmonte de Miranda. La explotación minera, además de la extracción propiamente dicha en minería a cielo abierto, cuenta con una planta de tratamiento del mineral en la que se recupera el oro. Se consigue extraer menos de 10 gramos de oro por cada tonelada de tierra tratada. Desde los pueblos de Begega y Boinas se tiene una vista privilegiada de la explotación desde fuera. Es de destacar el Proyecto para la Regeneración de la Zona, cuyo resultado será un lago que cubrirá la superficie perforada y carente de vegetación de la mina.

Vegarada - Peñas de Faro - Huevo

RUTA: Puerto de Vegarada - Peñas de Faro - Pico Huevo.
APROXIMACIÓN: A 7 Kms. de Cabañaquinta, subiendo hacia el puerto San Isidro, se encuentra el pueblo de Collanzo. En el centro de este lugar, hacia la derecha, tomamos la carretera a Casomera (a 6 Kms.).
Al salir de Casomera, encontramos una bifurcación en la que tomamos a la derecha hacia La Paraya. Allí, a la izquierda, subimos para atravesar las foces del río Aller y llegar hasta el pueblo de Rioaller o Rubayer. Las calles de cemento se empinan y estrechan hasta descansar en la plaza del pueblo, lugar de donde sale la pista de cemento que sube a Vegarada. La parte inicial, aún en el pueblo, es muy empinada. Después el piso de hormigón se termina en una curva a la izquierda donde la pista que tenemos que seguir, continúa de frente con piso de tierra (Collanzo - Rioaller 9,5 Kms / Rioaller - Vegarada 8,5 Kms).
Los ocho Kms. largos de pista entre Rioaller y Vegarada suponen más de dos horas de camino. Se puede hacer en todo terreno o incluso en vehículo normal, aunque este último caso no es lo más apropiado.

LOCALIZACIÓN: La ruta discurre por la divisoria de provincias. Faro es límite entre Aller y León. Huevo es de León.

DESNIVEL: 625 m. Vegarada (1550 m) Pico Faro (2112 m) Collado intermedio (2086 m) Pico Huevo (2155 m).

TIEMPOS: Vegarada 1h 5’ Puerta de Faro 20’ Pico Faro 15’ Pico Huevo 1h 10’ Vegarada. Total 2h 40’.
DESCRIPCIÓN: La ruta que vamos a seguir marca una orientación clara hacia el sur y un objetivo visible que es la Puerta de Faro, paso abierto a la izquierda de las peñas de Faro y que se observa claramente desde el puerto.
La senda sube por la vaguada sin ningún problema, siempre que evitemos algún ramal que se va hacia la derecha con la intención de cruzar hasta el collado La Muezca.
Pasamos al lado de la inmaculada vega de Faro, sólo interrumpida por los meandros del arroyo. Nosotros subimos por la derecha de ella a buscar el pedrero por el que la senda alcanza la Puerta.
Para subir al pico Faro, lo hacemos justo por detrás de la peña, hacia la derecha buscando la mejor manera de superar la gravera (surco cercano a la peña). Ya en el alto, remontamos el último roquedo y encontramos la cruz colocada por G. M. San Bernardo en octubre del 84. El pico Faro o peñas de Faro, es cortado al norte y enseña como nadie la zona de Vegarada. Desde él se observa altanera la silueta de peña Redonda y destacan, al otro lado del puerto, Nogales y Jeje. Las formas de la caliza son diferentes.

El paso hacia el pico Huevo se hace de forma sencilla, por la senda cercana la cumbral. Un viejo y oxidado buzón, colocado el 6-10-1974 por Javier G. de Moreda, aún resiste el paso del tiempo dando vista al pueblo de Redipuertas.

El descenso es conveniente realizarlo acercándose hacia la subida que hicimos al pico Faro, evitando en lo más posible la bajada resbalosa en la gravera.
Fotos: Puerta y vega de Faro / Detalle peñas de Faro / Huevo d. Faro.
LA ANÉCDOTA (extraído de Internet): En los años 50 y 60 para acceder desde Asturias a los pueblos de la Montaña leonesa cercanos al puerto de Vegarada (Tolivia, Lugueros, Cerulleda, Redipuertas) había que tomar el tren de RENFE desde Asturias a La Robla (León), hacer trasbordo y subir al tren de madera FEVE denominado "tren burra", debido a su "vertiginosa velocidad" que nos llevaba hasta La Vecilla, aquí se tomaba (previo aviso) el Land Rover de Valentín, que a través de una carretera con piso de piedra y plagada de baches, nos llevaba al destino (en mi caso Cerulleda). Cuando llegábamos, los labradores (reflejados en la novela LOS BRAVOS de Jesús Fernández Santos 1.926-1.988, hijo predilecto de Cerulleda) que estaban en la montaña interrumpían su labor y bajaban para ver quién había llegado, las mujeres por aquel entonces estaban totalmente tapadas excepto por una pequeña abertura a la altura de los ojos ¡para no ponerse morenas! El que apareciese un coche por aquel lugar era todo un acontecimiento.
La vuelta la hacíamos a pié, mis padres y sus cinco hijos íbamos con unos caballos que alquilábamos en el puerto de Vegarada, los cuales eran entregados el día anterior. Madrugábamos a las 5 ó 6 de la mañana y hacíamos la ruta (Cerulleda, Redipuertas, puerto de Vegarada, Rioaller, Casomera) andando hasta Casomera, pues no había carretera, allí se soltaban los caballos que ellos solos volvían a su casa. Desde Casomera un autobús nos acercaba a Collanzo desde donde partíamos en el tren Vasco-Asturiano (FEVE) hasta la Cuenca Minera. En cierta ocasión, con una niebla cerrada (en éste caso había que dejar a los caballos en libertad pues ellos se orientaban y tomaban el camino a Casomera), aparecieron unos perros que uno de mis hermanos, lleno de pánico, confundió con lobos e hizo que para calmarles les soltase una ristra de chorizos, cecina, empanada........En hacer éste último recorrido se tardaba menos tiempo que en el primer caso.