27 sept. 2009

Camín Encantáu

Ruta: CAMÍN ENCANTÁU.
Acercamiento: Partimos de Posada de Llanes por la carretera AS-115 (Posada - Alto del Ortiguero, Cabrales). A unos 800 m de Vibaño se encuentra Puentenuevo, lugar donde se encuentra la desviación hacia Ardisana. Nada más pasar el puente, en Venta El Pobre, hay un aparcamiento al lado de una bolera donde dejamos el coche. Allí encontramos el panel explicativo de la ruta.
Localización: Valle de Ardisana, concejo de Llanes.
Desnivel: No llega a 200 m. Cota mínima 55 m / cota máxima 240 m.
Distancia: El panel inicial talla la ruta en 9064 m.
Tiempo: Unas 3 horas.
Esta senda bien señalizada expone un grupo escultórico de mitos asturianos tallados en madera, ubicados en parajes muy apropiados que se deben al escultor de Ardisana D. Pedro Bueno, que primorosamente los ha creado en madera. El director de cine D. Tomás Fernández es el autor de los textos que ilustran dichas esculturas. Durante la ruta atravesaremos las localidades de Gomezán, La Maletería, Villanueva, Palaciu, Ardisana y Ricaliente. Se usan para ello tramos de carretera además de caminos y pistas. Como bien dice el cartel disfrutaremos de un viaje a través del tiempo en los que la imaginación del hombre y su respeto por el medio ambiente van de la mano.
Hitos de La ruta:
REUNION DE TRASGOS. Los Trasgos os dan la bienvenida a la ruta encantada. No la llaman así por nada. Está repleta de sorpresas, unas más agradables que otras. Así que tened los ojos bien abiertos y no os salgáis del camino.
EL JUGADOR DE BOLOS. Los bolos son como la vida. Hay que tener paciencia, serenidad, decisión y, al final, algo de suerte.
EL SUMICIU. Dicen que no existo. Pero cuando desaparece algo, todos se acuerdan de mí. Mira bien en tus bolsillos antes de seguir tu camino, no acepto reclamaciones. Además, no existo... ¿O sí?
EL HOMBRE DEL SACU. ¿Te asusté? No, claro que no. De día sois todos muy valientes. Ni al hombre del saco le teméis. Pero en estos bosques es fácil perderse, y no soy lo más temible que vas a encontrarte.
EL PATARICU. Soy el Pataricu. Puede que sólo tenga un ojo, pero te llevo vigilando desde que llegaste. Dicen que me alimento de niños, pero es mentira, sólo el día de mi cumpleaños. ¿Adivinas qué día es hoy?
DIAÑU BURLÓN. Soy el Diañu Burlón y nunca podrás atraparme. Ni los romanos pudieron, y esos sí eran listos, no como tú. Puedo cambiar de forma y engañarte para que hagas lo que yo quiera. Ay, qué tontos sois los humanos.
NUBERU. Soy el Nuberu. Yo mando sobre la lluvia y los vientos. El relámpago es mi látigo y el trueno mi voz. ¿Quieres llegar seco al final de tu camino? Pues respeta a la naturaleza o tendré que enfadarme.
EL SEGADOR. Aquí hasta las guadañas están vivas. Y si no cuidas de ellas, ellas dejan de ayudarte.
EL CUÉLEBRE. Soy el Cuélebre. La serpiente alada que custodia tesoros y princesas. ¿Quieres llevarte el tesoro o la princesa? Puedes intentarlo, pero ya me he comido a muchos valientes como tú en los últimos tres mil años
LA LLAVANDERA. Si me ves es que las malas noticias no tardarán en llegar. Hoy seré buena contigo, pero otra vez si me oyes cantar mientras lavo la ropa mejor echa a correr.
EL BUSGOSU. Soy el Busgosu. Amo y señor de los bosques. Soy tan viejo como el musgo y tan astuto como el zorro. Espanto a los cazadores que quieren matar a las criaturas que aquí habitan y si te pierdes te ayudaré a salir del bosque. Eso si te has portado bien con él. ¿Lo has hecho?
LA MANONA. Que se detengan los que no respetan la naturaleza ni sus leyes. Que continúen su camino los que aún creen en mundos ocultos o seres mágicos.
LA CASTAÑERA. ¿Habéis disfrutado de la ruta? Os vendrían bien unas reconfortantes castañas, ¿verdad? Y a mí no ser de madera, no te digo.
Puntos de interés:
LA MALATERÍA: Texu centenariu.
VILLANUEVA: Iglesia de Santa Eulalia de Ardisana, un panel explicativo nos ilustra "Estamos ante una iglesia de origen Alto Medieval que es citada por el rey Ramiro I, el 9 de septiembre del año 926......"
CRUZ DE LOS GARABIALES (año 1.761), allí paraban los cortejos fúnebres que subían desde el valle de Ardisana hasta el cementerio de Villanueva.
RICALIENTE: Conjunto de hórreos
Ruta: El inicio se hace en La Venta, junto a la bolera, se deja atrás el bar y nos metemos a la derecha, hasta el río. Ya encontramos un poste indicador de la ruta que nos lleva por la orilla del río hasta la misma carretera de nuevo. Una vez que se ha atravesado, se toma un camino que sube hacia el pueblo de Gomezán. De Gomezán a Malatería, todo de frente, camino por bosque.
La salida de Malatería es por un tramo de carretera hasta que nos desviamos a la izquierda por una senda que va hasta Villanueva. Desde la iglesia, se baja a Palacio y por carretera, hacia la izquierda, llegamos a Ardisana. Otro buen camino, en descenso comunica Ardisana con Recaliente.
La vuelta hacia el punto inicial de La Venta desde Ricaliente se hace por 2 Kms de carretera (LL-14).
Fotos: Cartel en La Venta, Trasgos, Busgosu y Castañera.

16 sept. 2009

Cabeza de Arcu

No he podido encontrar el porqué de su nombre, quizás aún no esté escrito. Me inclino a pensar que Cabeza de Arcu viene de la altivez con que se eleva sobre sus vecindades además de constatar un importante repunte sobre las caídas a naciente del tan nombrado cordal de Retriñón. A lo del arcu se me ocurre una idea de pura lógica ya que si existe la posibilidad de observar la estructura geológica oriental de esta montaña encontraremos un arco de caliza que sobresale entre el bosque diferenciándola del resto de las montañas asturianas.

El pico Cabeza de Arcu (1602 m) está íntimamente ligado al cordal del Retriñón aunque se aparta de su núcleo principal que emana del desfiladero de Los Arrudos marcando importantes cumbres: Coriscau (1672 m), Peña La Tabierna (1742 m), La Muezca (1778 m), Retriñón (1862 m) y Maroma (1660 m). Su estructura custodiada por la collada L’Arcu, por el suroeste, y el colláu Caneyu, por el noreste, ocupa un solar totalmente casín y contribuye a rellenar el espacio entre la línea del Retriñón anteriormente citada y el pueblo de Caleao. Con esta misma finalidad se eleva finalmente y en la misma dirección la cumbre de Peña Rosques (1182 m), si bien esta última lo hace con una altura mucho más modesta.
Cabeza de Arcu se yergue en un paisaje descomunal, entre el valle de Xulió y desfiladero de Los Arrudos, dos de las insignias del paisaje que avala al Parque Natural de Redes en su frescura y riqueza. Así, mientras el sol pasa del desfiladero al valle, la cumbre permanece iluminada, aumentando la sed en el sudoroso estío o intentando distraer por un rato las bajas temperaturas del suelo invernal. Existen por ello dos maneras posibles de buscar su cumbre, dos maneras diferentes de encontrar sus horizontes y de encontrar sus recompensas. Ambas se amparan en el pueblo de Caleao, lugar privilegiado.
La primera de estas alternativas sigue el camino paralelo al arroyo Isorno que sale de la plazuela. Dejamos atrás una casa solitaria a la izquierda, entre el camino y dicho arroyo. Nada más pasarla hay una piedra grande que hace de puente y ya nos introduce en el camino principal hacia la mayá Xulió. El trazado del camino tiene una estructura más amplia y conservada que los desvíos, por lo que no es fácil perderse, aunque al ser varias las ramificaciones, un despiste puede proporcionar una caminata no deseada.
A poco de salir de Caleao hay una desviación hacia arriba que tenemos que soslayar y continuar caminando hasta pasar por encima de unos corrales después de un tramo llano de camino.
Dejaremos otras dos salidas hacia la derecha antes de llegar a cruzar el río totalmente seco que en invierno debe de tener cauce ya que hay un puente de madera un poco más arriba. Al otro lado hay un bebezón.
Lo primero que nos encontramos a continuación es una bifurcación que por la derecha sube hacia les caseries de La Felguerina y el colláu Pandefresnu, mientras que por la izquierda continua hacia Xulió. Iremos dejando más tarde tres desvíos a la izquierda que ascienden hacia el collado entre Cabeza de Arco y Peña Rosques, a la vez que el camino hacia Xulió se estrecha para convertirse en una senda que pasa por las cabañas de La Porquera, situadas al abrigo de las grandes rocas. La senda atraviesa de nuevo el cauce, donde también hay otro puente de madera un poco más alto, y se encamina ya finalmente hasta donde una portilla metálica nos da paso a las últimas curvas antes de llegar a la mayada. Allí, hace pocos años, aún se podía ver el funcionamiento de una mazapila.
La ascensión deja atrás Xulió y sube por las cercanías del cauce del arroyo para llegar a su parte más alta donde continúa por una estrecha senda hasta donde hay unos cuerrios de piedra. El sendero tuerce a la izquierda y sube hasta la collada L’Arcu. Desde Caleao hasta aquí fueron dos horas que viene a ser el mismo tiempo que si se sube desde los Arrudos.

La opción de los Arrudos sigue por esta ruta hasta el Prendeoriu, una vez pasado el lugar donde las peñas cierran el desfiladero. Poco después sale un camino por la derecha del que posteriormente parte una senda que se eleva en varios zigzags hasta pasar por entre las cabañas del Felgueru. El camino tuerce luego a la derecha y sigue ascendiendo hasta La Pandellina donde la ruta se hace más nivelada y traspasa una hermosa ladera que llega hasta la mayada L’Arcu. Por detrás de las últimas cuadras sale otro sendero que en un par de revueltas nos sube hasta la collada del mismo nombre.

Desde la collá hay que echarse hacia la izquierda según miramos la situación de la peña. Podemos subir por una vaguada en la que asciende la cola de un bosque les fayes frente al valle de Xulió. Terminamos coronando una espléndida atalaya, estirada y a la vez envuelta en la majestuosidad del cordal. Empleamos en esta subida cuarenta minutos.
En la memoria del año 1984 del Grupo de Montaña Ensidesa de Avilés se pude leer como en la salida del 25 de marzo del mismo año colocaron en su cima una cruz con el nombre del pico y su altura. Veinte años más tarde sólo hay un buzón colocado por el Grupo de Montaña Ensidesa de La Felguera.

La montaña casina posee muchos alicientes. Uno de ellos es encontrarse en lo alto de una de sus cumbres. Cabeza de Arcu, Retriñón, da igual. Poder disfrutar de esos momentos en los que parece que todo un territorio se postra ante nuestras curiosidades es como encontrarte con alguien que te trae muy buenos recuerdos. En esos momentos nos encontramos por encima de todo y no estamos hablando de dominio y de poder sino de constancia y tesón. La montaña lo exige.

Fotos: Cabeza de Arcu a la izquierda del Retriñón, sin nieve y Cabeza de Arcu asoma en la subida a La Fontona de Los Arrudos.

Cuevona o Cuevas del Agua (Ribadesella)

Image and video hosting by TinyPic
Aproximación: Llegando desde Colunga, se coge la carretera que sale antes de cruzar el puente sobre el Sella, junto al hórreo, a la derecha (RS-2) y pasa junto al centro de interpretación de la cueva de Tito Bustillo. En Sardalla, hay que dejar la RS-2 y tomar, a la izquierda la RS-3 que pasa bajo la autovía del Cantábrico y llega al pueblo de Cuevas a través de la Cuevona (Ribadesella - Sardalla 3,1 Kms / Sardalla - Cuevas 4,4 Kms).

Otro acceso posible es desde la nacional 632 a unos 3 Kms. de Llovio con dirección a Arriondas. Allí están las casas de Omedina y muy cerca hay una pasarela colgante que cruza el río Sella (visible desde la carretera). Atravesado este paso, una estrecha senda de cemento atraviesa las tierras de labor y la vía del tren. Estamos en el pueblo de Cuevas. Si lo atravesamos, llegamos a La Cuevona.
Es una alargada cavidad de casi 300 mts que con una cuidada iluminación y un conjunto cárstico importante. Parece increíble que sea usada como paso habitual de vehículos. Antes era accesible por camino peatonal, ahora está atravesada por la carretera que da acceso al pueblo de Cueves, también llamado Cueves del Agua, dónde hay un aula de la naturaleza.
Por su interior fluye el arroyo de La Cueva, afluente del Sella, que tiempo atrás dio vida a algún molino.
Hay que tener especial cuidado con los vehículos que puedan circular por el interior, es importante hacerse ver. Suele estar frío.

Desfiladero de Entrepeñas (Ribadesella)

Aproximación: Desde Ribadesella, cogemos la N-632 con dirección a Colunga. Antes de salir del concejo (9,5 Kms. desde la capital del concejo riosellano), tomar a la derecha, la RS-4 que termina en la playa de Vega. Al llegar a un pequeño túnel, ya vemos el desfiladero. Hay un aparcamiento.
Recorrer el desfiladero es un pequeño paseo por el exterior del túnel. El esfuerzo es mínimo y la recompensa no es proporcional pues es difícil encontrar una formación así tan cercana a la costa asturiana donde la geografía suele suavizarse considerablemente. Hay mesas y bancos para poder tomar un descanso.
El desfiladero ha sido excavado por el río Acebo y modelado por el agua salina del mar sobre el roquedo cuarcítico lo que le ha dado una apariencia peculiar.
Espléndida vegetación de ribera acompaña esta pequeña composición geográfica. Umeros, fresnos, etc.
El monumento natural de Entrepeñes y playa de Vega fue declarado en el año 2001.

En las cercanías: La playa de Vega ha sido declarada paisaje protegido. En ella se puede ver, con marea baja, una huella de dinosaurio.

12 sept. 2009

Mota Cetín

Ruta: COLLADO MOANDI - FONTECHA - COLLADA BERROÑA - MOTA CETÍN.
Aproximación: En Sevares, tomamos la carretra AS-339 que sube hasta el collado Moandi y baja hacia Sellaño (Ponga).
En el alto de Moandi se inica la ruta hacia la Mota Cetín (Sevares – Collado Moandi 12,5 Kms).
Localización: Collado de Moandi: Piloña/Ponga. Hasta Fontecha: Piloña. De Fontecha a cumbre: Parres. Cumbre: Parres/Amieva.
Desnivel: 480 m. Collado Moandi 654 m/ Mota Cetín 1134 m.
Tiempo: 3h. Moandi 25’ Fontecha 45’ Collada Berroña 45’ Mota Cetín (Total subida 1h 55’). Descenso 1h 5’.
Descripción: En el mismo collado, tomamos el camino que remonta la ladera hacia el este y se mantiene en ascensión hasta llegar al praderío de Fontecha (800 m). Vemos perfectamente lo que nos queda de ascensión, intuimos perfectamente la travesía del bosque y los recuestos de la peña. Atravesamos la pradería. Hacia la mitad encontramos, a la izquierda, la pista que baja a Llerandi. Del rincón final sale el camino que atraviesa el bosque de Los Cuadrazales. Camino que nos hace salir a la collada Berroña, lugar donde las vistas cambian de vertiente. Nos encontramos con Amieva, Ponga y la parte occidental de Picos de Europa en todo su esplendor.
Para subir a la Mota Cetín, tenemos que seguir una senda que se mete hacia la peña hacia el norte buscando la vertiente que da vista a Fontecha. La senda se sigue con facilidad, bien marcada con jitos. Mínimamente incómoda en la parte superior, pasamos al lado de una joven haya para superar la cresta final que termina en el buzón que señala la cumbre. Fotos: Burro en Fontecha y Mota Cetín desde Fontecha.