7 ago. 2012

Necrópolis tumulares de Cabruñana (Grado)

Ruta: ALTO DE CABRUÑANA – TÚMULOS DE LA CUEÑA Y LAS AYALGAS - SOLLERA.
Aproximación: La ruta parte del aparcamiento del alto de Cabruñana situado en la N-634, entre Grado y Cornellana.
Localización: Concejo de Grado, en la parte noroccidental y cercana al concejo de Salas.
Desnivel aprox: 300 m.
Tiempos parciales: Alto Cornellana 20’ Necrópolis La Cueña 15’ Llano Las Ayalgas 10’ Pico Saharrionda 40’ Pico Sollera 50’ Cabruñana.
Tiempo total: 2h 15’.
Albergue de peregrinos, Cabruñana.
Descripción: Esta ruta se encuentra a caballo de las cuencas del Nalón y del Narcea poco antes de que sus aguas lleguen a juntarse. No es una excursión atractiva desde el punto de vista geográfico por la incómoda vegetación que se encuentra aunque sí es interesante desde el punto de vista histórico. Las necrópolis, cronológicamente hablando, abarcan un dilatado período, de unos 5.000 años, comprendido entre los tiempos neolíticos y los albores de la edad moderna.

ALTO DE CABRUÑANA 358 m.
Desde el aparcamiento, caminamos hacia Grado hasta encontrar la carretera indicada como “LOS LLANOS 1,5 KM”. Tomamos a la izquierda por esta estrecha carretera. Llegamos así al área recreativa de La Cueña, la cual vemos a nuestra derecha.
A la izquierda está el prado donde se encuentra la necrópolis.
Túmulos la Cueña
NECRÓPOLIS TUMULAR DE LA CUEÑA 410 m.
La necrópolis está integrada por nueve estructuras tumulares. Los túmulos son monumentos funerarios erigidos por las sociedades del período neolítico y los primeros tiempos metalúrgicos. En el ámbito asturiano existe constancia de su construcción desde la última mitad del V milenio antes de Cristo, perdurando su utilización hasta bien avanzado el segundo milenio, ya en plena Edad del Bronce.
Estos sepulcros son la primera manifestación de la arquitectura en nuestra región. El monumento constaba en origen de un abultamiento hemisférico o túmulo, conformado por capas alternas de tierra y piedra, que en la mayoría de los casos solía encerrar una cámara sepulcral, a modo de cajón pétreo, destinada a albergar las inhumaciones y ajuares mortuorios.

Al final  del prado, a la izquierda, asciende el camino hasta el Llano de Las Ayalgas. Allí se encuentran otros túmulos funerarios. Vemos al frente la sierra de Sollera y, a nuestra izquierda, las entenas del pico Saharrionda.
Túmulo Llano Las Ayalgas. Al fondo, sierra Sollera.
NECROPOLIS DEL LLANO DE LAS AYALGAS 480 m.
El conjunto tumular del Llano las Ayalgas está integrado por cuatro estructuras. Al igual que su vecina de La Cueña, esta necrópolis forma parte de un amplio territorio sepulcral que se extiende entre sierra Sollera Alta y la vertiente suroriental de la collada de Cabruñana. En él se han contabilizado más de una veintena de tumbas, agrupadas en pequeños cementerios.
Su ubicación, en el rellano cimero de Sollera Baja, es paradigmática de la lógica electiva que suele transmitir el emplazamiento de estos monumentos, situados habitualmente en posiciones topográficas destacadas, dotadas de un amplio dominio panorámico.
Los cementerios tumulares son también testimonio de la incipiente humanización del medio natural, del arraigo de las primeras manifestaciones de la vida campesina. Sus constructores, las gentes que habitan a lo largo del dilatado periodo que media entre los tiempos neolíticos y las primeras fases metalúrgicas (V-II milenio antes de nuestra Era), adoptarían un nuevo sistema productivo, en el que la ancestral práctica de la caza y recolección de alimentos es progresivamente sustituida por las actividades agrícolas y ganaderas.

Tomando la siguiente pista a la izquierda, podemos acercarnos al cercano pico Saharrionda (519 m) para disfrutar de la vista de los valles cercanos ya que Sollera no permite obtener estas vistas al estar cerrado de vegetación en su parte alta.
Después se baja hasta al collado que se encuentra entre Saharrionda y Sollera por la pista y tomamos la subida al Sollera buscando la pista que ofrece la opción más favorable. Se llega fácilmente hasta el cortafuego de la parte alta de la sierra, pero apenas se puede acceder la vértice geodésico por la espesa vegetación.

PICO SOLLERA 602 m.
Volvemos por el mismo itinerario hasta el collado entre ambos pico y seguimos por la derecha para completar el circuito al pico Saharrionda y llegar a Cabruñana por otro camino anterior al albergue de peregrinos.



No hay comentarios:

Publicar un comentario