13 oct. 2011

Dolmen de Santa Cruz (Cangas de Onís)


El dolmen de la Santa Cruz se levanta en una llanura, en las proximidades de la confluencia de los ríos Gueña y Sella. Su emplazamiento se encuentra especialmente destacado gracias a que sobre él fue erigida una capilla en el año 737. Este edificio fue arrasado hasta sus cimientos, al igual que el túmulo que cubría el monumento megalítico, en 1936. La capilla y el túmulo actuales son por lo tanto de construcción moderna.
El dolmen se compone de cinco grandes lajas de piedra y dos más pequeñas que conforman una cámara de planta rectangular que, verosímilmente, debió de tener su acceso por su lateral sureste. Sus dimensiones son importantes, ya que permiten a una persona desenvolverse erguida en su interior. Desconocemos la configuración de la cobertera, aunque lo más probable es que estuviera a cargo de una única losa.
Otros elementos que confiere al dolmen de la Santa Cruz un especial interés son los conjuntos de pinturas, grabados y piqueteados que revistieron la cara interna de la cámara. Los restos de decoración que se conservan están formados por trazos de pintura roja entre los que predominan las líneas quebradas.
(Extraído de http://www.educastur.princast.es)

No hay comentarios:

Publicar un comentario