2 oct. 2008

Samelar - Sagrado Corazón - Junciana

RUTA: JITU ESCARANDI - CASETÓN DE ÁNDARA - SAMELAR - SAGRADO CORAZÓN - CUETU JUNCIANA (Picos de Europa, macizo oriental).
Aproximación: Carretera CA-1 (Poncebos - Sotres). La carretera deja atrás Sotres, continúa hacia las invernales de La Caballar y va a terminar al pueblo cántabro de Tresviso. A 3,5 Kms., encontramos un amplio aparcamiento del que salen dos pistas. Una hacia el oeste con dirección al Vao de Los Llobos y Beges. Otra hacia el sur, asciende rumbo al Casetón.
Localización: La ruta se inicia en Cabrales, al poco entra en Cantabria, comunidad por la que se desarrolla todo el recorrido.
Desnivel: El desnivel total de toda la ruta es de 1300 m.
Tiempos: Jitu Escarandi 1h 10’ Casetón Ándara 20’ Collada Trasmancondiú 50’ Collada San Carlos 25’ Samelar 55’ Pico Sagrado Corazón 45’ Cuetu la Junciana 2h 20’ Jitu Escarandi. TOTAL 6h 45’.
Descripción:
JITU ESCARANDI 1290 m. La pista que une el aparcamiento con el remozado refugio es amplia y cómoda de andar, mantiene la pendiente en casi todo el recorrido. La pista minera supera la canal de Las Vacas y se encuentra con una vagoneta subida sobre raíles. Ya se avista el refugio, buen sitio para un primer descanso.
CASETÓN DE ÁNDARA 1780 m. Salimos por la parte trasera del casetón a la zona del collado Aldea, allí tiramos hacia la izquierda para alcanzar la collada trasera de la pica Trasmancondiú.
COLLADA TRASMANCONDIÚ 1850 m. Continuamos de frente y bajamos a la pista que se adentra en las vegas de Ándara. Encontramos una bifurcación de pistas en la que tomamos a la izquierda. Entramos en la subida de La Escalera, pasamos junto a la fuente de Odriozola o La Escalera, y continuamos serpenteando por un cómodo trazado. Termina la pista en el collado San Carlos.
COLLADA SAN CARLOS 2052 m. Hacia la izquierda por cómoda ladera con una senda bastante trazada, alcanzamos la cumbre de Samelar, último bastión de Picos de Europa. Buzón colocado por la S. D. Torrelavega, el 20-10-1981.
SAMELAR 2227 m. Vista hacia fuera: Cornón de Peña Sagra, Tres Mares, Curavacas, Peña Prieta y Tres Provincias, Espiguete, Coriscao (Tras el Sagradao Corazón). Vistas hacia adentro: Macizo oriental casi al completo y el central por detrás.
Bajamos hacia el collado San Carlos y continuamos por una trazada senda que faldea el Sagrado Corazón.
Último repecho, encontramos el vértice geodésico y la estatua del Sagrado Corazón.
PICO SAN CARLOS O SAGRADO CORAZÓN 2214 m. La parte central del macizo se acerca y muestras sus más escabrosas caídas orientales.
Acercarse al Cuetu La junciana requiere bajar hacia el Alto del Hoyo Oscuro y subir la ladera opuesta. En la parte alta, antes de salir al cumbral, encontramos una corta trepada en la que hay poner mucho cuidado sobre todo por el cansancio ya acumulado.
CUETU LA JUNCIANA O LLAMBRIALES AMARILLOS 2267 m. Jito de piedras. Buena interpretación de la ruta ya hecha y de la parte alta del macizo. Nos encontramos bajo la peor cara de La Rasa.
El camino de vuelta lo hacemos en travesía hasta la collada San Carlos donde retomamos la excursión por el mismo camino de ida.
Fotos: Vagoneta entrada acasetón / Grupo en collada San Carlos, atrás Sagrado Corazón y Juanciana / Pica Mancondiú desde Samelar / Macizo oriental desde Samelar / Estatua Sagrado Corazón / Panorámica d. Junciana / Samelar y Sagrado Corazón desde Junciana.
UN POCO DE HISTORIA (Extraído de www.casetondeandara.iespana.es)
La zona de ubicación del refugio también es conocida como "Minas de Ándara". Es una construcción de la época minera, restaurada y modificada en su totalidad en 1.960.Pertenece a la Real Compañía Asturiana de Minas que lo tiene cedido a la
Federación Cántabra de Deportes de Montaña y Escalada.
En Ándara, como en otras zonas del macizo, se explotaron sus yacimientos de blenda acaramelada (sulfuro de cinc) y calamina (carbonato de cinc anhidro), que son minerales de los que se extrae el cinc. Estos yacimientos se descubrieron en el año 1859, comenzando los trabajos de infraestructura en esta misma fecha por la Sociedad "La Providencia", que tuvo que desembolsar inicialmente una gran cantidad de dinero para la construcción de los accesos a las minas desde La Hermida. El mineral era entonces transportado en barcazas por el río Deva desde La Hermida hasta la Ría de Tina Mayor (la actual carretera de La Hermida no existía). En el año 1885 la Real Compañía Asturiana de Minas se hizo con la explotación de los yacimientos. Sin embargo, la profundidad que alcanzaron las explotaciones con el consiguiente empobrecimiento de la mena, así como las dificultades que acarreaba la explotación de estos yacimientos (los trabajos de explotación duraban sólo de junio a octubre, debido a los rigores del invierno), llevaron al cierre progresivo de las minas en la década 1930 - 1940.
Como consecuencia de la actividad minera quedó destruido el Pozo de Ándara, precioso lago que existía en la depresión occidental, transformado en una pequeña charca después de una lamentable voladura minera.
Ahora, al desolador paisaje característico de Picos de Europa, se le añaden las ruinas de los casetones mineros, las escombreras, las bocaminas y todo un laberinto de caminos abandonados, que unidos a la soledad que reina en esta zona, convierten Ándara en un lugar parecido al día después de una explosión atómica.
El Plan Rector de uso y gestión del Parque Nacional de los Picos de Europa, aprobado el 18 de mayo de 2002, incluye la realización de estudios y obras para la recuperación de toda esta zona minera y especialmente la laguna o Pozo de Ándara.

No hay comentarios:

Publicar un comentario