26 feb. 2009

Castillines y Puerta de Arcu

Ruta: TUIZA DE ARRIBA - SENDA DE LAS MERINAS - LOS CASTILLINES - PUERTA DE ARCU - VALLE DE COVARRUBIAS (Macizo de Ubiña).
Aproximación: A Tuiza de arriba se llega tomando un desvío a la derecha en el kilometro 17 de la carretera que asciende desde Campomanes al puerto de La Cubilla (LE-8).
Localización: Toda la ascensión se realiza por el concejo de Lena, a excepción de los últimos metros hacia las cumbres que se realizan por la parte de León. Las cimas de las tres cumbres son limítrofes entre León y Lena.
Desnivel: 1123 m. 1069 m entre Tuiza 1230 m y 2º Castillín 2299 m. El desnivel de subida al primer Castillín es despreciable. Se hace prácticamente en llano desde la ruta al 2º Castillín. Quedan otros 54 m de desnivel para subir a Puerta de Arcu. Pasada de Puerta de Arcu 2167 m / Pico Puerta de Arcu 2221 m.
Tiempos: 5h 40’. Tuiza 45’ Refugio del Meicín 45’ Collada Terreros 1h 40’ Segundo Castillín 15’ Primer Castillín 25’ Puerta de Arcu 30’ Cinchas del Planón 40’ Meicín 40’ Tuiza.
Descripción: Salimos por la parte alta del pueblo de Tuiza de Arriba (1230 m), es un camino bien trazado que sube por un valle hacia el occidente y que, ya traspasada una portilla, entra de lleno en los puertos del Meicín, culminando la primera parte de la andadura junto al refugio (1545 m). Si tiramos hacia el centro de la vega podemos aprovisionarnos de agua. Las enormes piedras desprendidas salpican el verde y acompañan al ganado que se alimenta de sus pastos.
Hacia el sur se contempla la amplia ascensión hasta el collado Terreros (1892 m), toda ella sobre verde. La pendiente mantenida llega hasta el cierre que divide Asturias y León en una amplia abertura que nos deja ver con claridad la Ubiña pequeña, toda ella de León, con su hermosa silueta rodeada de ricas praderías.
En Terreros, nos encontramos entre la Ubiña grande y la peña Cerreos, ambos asturleoneses. El mundo verde se acaba y nos preparamos a entrar en pedrero y caliza, resaltes y llambriales que nos van a tornar las sensaciones placenteras y relajadas anteriores en impresiones atentas y desconfiadas. Llega el turno de extremar los cuidados y atender donde ponemos cada pisada, entramos en la llamada senda de Las Merinas, senda transversal que une el collado Terreros con los joyos de La Cabra por una senda bien marcada con pintura amarilla que parte de Terreros con dirección a la canal de Peña Ubiña y entra a la derecha, hacia el pedrero, unos metros más arriba del collado. Durante el trayecto hay que tomar las debidas precauciones, sobre todo en el espolón cortado que baja de Ubiña, pero no ofrece ningún paso de dificultad. Se emplean unos cincuenta minutos desde Terreros hasta el pequeño collado trasero del Cuetu Les Cabres, donde teóricamente finaliza la senda para dar paso al gran pedrero que preceda a las cumbres altas del macizo.
Continuamos nuestros pasos con tendencia ascendente para meternos en la pasada de Puerta de Arcu. A partir de esta canal hay que tener cuidado con el desprendimiento de piedras que pueden afectar a quienes vengan detrás.
Arriba, en la pasada, tiramos hacia la derecha, siguiendo la senda medio trazada y los jitos por la parte trasera de Los Castillines.
Dejamos el primer Castillín a nuestra derecha y nos introducimos en otra canal que desemboca muy cerca de la cumbre del segundo Castillín. Apenas faltan unos metros de trepada hacia la derecha y estamos arriba.
El emblema de esta cumbre es un precioso castillete de mina en miniatura colocado por la Agrupación minero fabril de Bizcaya el 30 de octubre de 1988. A primera vista, encontramos el inaccesible tercer Castillín, reservado a escaladores.
En el descenso, dejamos atrás la canal, el sendero se va ladeando y encontramos el acceso al primer Castillín. Sin apenas esfuerzo, se recorren los pocos metros de desnivel que posibilitan la salida a las afiladas cresterías circundantes de esta cumbre secundaria. La silueta de Los Castillines suele quedarse grabada cuando se camina desde Tuiza al Meicín por su parecido a la parte alta de la cabeza de un buey con sus dos cuernos. Al estar arriba esa estampa se transforma en crestas y caídas descomunales donde resulta difícil encontrar espacios amplios para avistar el entorno.
La subida a los dos Castillines no tiene dificultad aparente, pero es esa clase de sitios donde es necesaria la precaución a la hora de tirar piedras, asomarse a los cortados, etc.
De vuelta a la pasada de Puerta de Arcu, observamos claramente la ruta de ascenso a esta cumbre que debe su nombre a un enorme arco de roca cercano a la pasada por la parte leonesa. La subida es rápida, en la parte de arriba hay que fijarse bien para buscar las posibilidades más sencillas que suelen estar en la vertiente de León. La cruz marca esta preciosa cumbre enfrentada a la peor de las caras de la gran Peña Ubiña.
Para realizar el descenso por el valle de Cuvarrubias y así hacer un circuito variado en paisajes y formas, descendemos por la pasada de Puerta de Arcu y nos vamos a la izquierda por el pedrero para terminar en Las Cinchas del Planón, debajo de trecer Castillín y Siete.
Desde este falso rellano, nos dejamos caer hacia el valle y encontramos la senda que desciende hacia la vega del Meicín siempre a la vista. Junto al viejo refugio cerramos el circuito previsto, sólo queda bajar hasta Tuiza. Fotos: Buzón segundo Castillín / Primer Castillín / Senda de Les Merines y Cuetu Les Cabres.

No hay comentarios:

Publicar un comentario