12 jun. 2008

Dolmen de Merillés (Tineo)


Aproximación: Dejamos la carretera AS-15 que va junto al embalse de La Barca (pasado el Km 30) y tomamos la AS-310. Encontramos el pueblo de Tuña a 2 Kms. Sin meternos en el pueblo, atravesamos el puente que pasa junto al antiguo romano y subimos hasta el pueblo de Merillés, el cual encontramos a unos 3 Kms de Tuña. Tomamos el ramal que sube al pueblo y llegamos a una plaza cuadrada que tiene de frente un hórreo. Es nuestro punto de inicio.
Si no hubiese aparcamiento, podemos ir a dejar el vehículo a la plaza de la iglesia que está al final de las casas.
Acceso: Desde la plaza inicial del pueblo, cogemos la pista de hormigón que sube en diagonal y que, tras superar una rampa inicial, se bifurca: seguimos por la derecha de frente hacia la parte alta del lugar.
La salida del pueblo se hace por entre las últimas casas altas, por un camino ancho entre arboleda y los cierres de los prados. Para evitar dudas, seguir las marcas de pintura o preguntar.
Ya en el camino, cuando pasamos un bebedero de ganado, dejamos un ramal que se va por la derecha hacia atrás: nosotros seguimos de frente.
La pista deja un bonito Abedular en la parte baja y sale a monte abierto girando a la derecha. Al ir subiendo, encontramos un prado a la derecha del camino y después una bifurcación. Tenemos que coger el camino que sale a la derecha y subir de frente a la parte más alta del monte por camino pendiente de rodadas, bien marcado.
A media subida empezamos a apreciar una zona arbolada en el centro del monte. Estos árboles nos guiarán hacia donde se encuentra el dolmen.
Es un bonito lugar con prados y buenas vistas. Al lado del dolmen se encuentra una cabaña derruida.
El tiempo de subida es de 45 minutos, el de bajada media hora. El desnivel aproximado es de 265 m (pueblo 420 m - dolmen 685 m).

El dolmen de Merillés se encuentra situado en un alto de excelentes vistas conocido como Les Cabañes. Consta de cuatro ortostatos y cubierta de casi tres metros cuadrados. Falta, por el sur, el ortostato que cerraba una cámara funeraria rectangular el cual sufrió un expolio. De todas formas se postula como uno de los monumentos megalíticos más bonitos de Asturias.
Gracias a su buena situación, se usaba o usa aún hoy como refugio de pastores ante repentinas inclemencias meteorológicas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario